Defensoría del Pueblo

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la Defensoría del Pueblo?

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires es un organismo de control autónomo e independiente, que no recibe instrucciones de ninguna autoridad. Su creación se dispuso en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1996) y, como tal, es la continuadora jurídica de la Controladuría General Comunal. Puede proponer leyes ante la Legislatura de la Ciudad, presentarse en los tribunales en representación de los ciudadanos y tiene capacidad para iniciar investigaciones.


¿Qué función cumple?

La función de la Defensoría es proteger y defender los derechos humanos, individuales y sociales de los vecinos; supervisar y garantizar que las instituciones y los funcionarios del Gobierno de la Ciudad cumplan con sus deberes y respeten la Constitución y las leyes vigentes; controlar que las empresas de servicios públicos brinden los servicios de manera adecuada a toda la comunidad y atender las inquietudes de las personas que se sientan afectadas por abusos, negligencias o irregularidades.


¿Qué temas pueden denunciarse?

Entre otros, los siguientes son algunos de los problemas que pueden denunciarse en la Defensoría: inconvenientes con los servicios públicos, aumentos de impuestos y tarifas, corrupción en la función pública, violaciones a los Derechos Humanos, seguridad, discriminación, educación y salud pública, maltrato y mala atención en hospitales, escuelas, comisarias, oficinas, etc., contaminación ambiental, control de alimentos, defensa de consumidores y usuarios, espacios verdes y vía pública, problemas edilicios, vecinales y de tránsito. Todos los trámites son gratuitos.


¿Quién puede hacer una denuncia?

Cualquier persona física o jurídica que se considere afectada por los actos, hechos u omisiones de las autoridades, de prestadores de servicios públicos o de las fuerzas que ejerzan funciones de policía de seguridad local. La nacionalidad, el lugar de residencia, la edad o la internación en un centro penitenciario o de reclusión; no son impedimentos ni restricciones para presentar demandas.


¿Dónde se puede hacer una denuncia o reclamo?

Hay seis formas de presentar una denuncia o reclamo:

  • Telefónicamente, llamando de lunes a viernes de 10 a 18 al 0800-999-3722 o al 4338-4900.
  • A través de nuestro Portal del Vecino, ingresando en https://vecino.defensoria.org.ar.
  • Por correo-e, escribiendo a consultas@defensoria.org.ar.
  • Personalmente, dirigiéndose a Av. Belgrano 673 de lunes a viernes de 9 a 18 horas, o en cualquiera de nuestras sedes (ver listado completo aquí).
  • Por correo, enviando una carta a Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Av. Belgrano 673 (C1092AAG) – Ciudad de Buenos Aires.
  • Por fax, llamando al 4338-4900 interno 7597.

* Cuánto demora una respuesta: cuando recibe una denuncia o reclamo la Defensoría le asigna un área de seguimiento y control que investiga y verifica el reclamo. El tiempo de resolución depende del tipo de denuncia y de las instancias que deban llevarse a cabo para su solución. Si la Defensoría no es competente, debe trasladar la demanda a un organismo competente.


¿Qué soluciones brinda la Defensoría?

La Defensoría puede iniciar y proseguir, de oficio o a pedido del interesado, cualquier investigación para esclarecer o rectificar actos, hechos u omisiones de la administración, de prestadores de servicios públicos o de las fuerzas que tengan funciones de policía de seguridad que impliquen el ejercicio ilegítimo, defectuoso, irregular, abusivo, arbitrario, discriminatorio o negligente de sus funciones y que afecten los derechos y garantías e intereses individuales, difusos o colectivos. La Defensoría recomienda a los organismos oficiales y exhorta a las empresas privadas o a particulares.

Cuando se denuncia un conflicto entre vecinos o particulares, se establece un servicio de mediación comunitaria.

* Qué pasa cuándo la Defensoría no puede actuar: si los hechos denunciados no están bajo su competencia, la Defensoría debe derivar la queja a los organismos de control específicos o a la autoridad competente. Debe considerarse que todas las actuaciones iniciadas por la Defensoría son antecedentes válidos en caso de iniciarse acciones judiciales.